El pan, un alimento básico como parte de una dieta equilibrada

16 abr

Pan Cada Día ha elaborado un folleto recopilando los diversos estudios científicos realizados por la campaña desde su puesta en marcha con el objetivo de desmontar los falsos mitos sobre el consumo de pan y avalar las propiedades y beneficios de este producto.

Entre ellos destacan la influencia del consumo de pan en el estado ponderal, en el desarrollo nutricional de los niños, en los pacientes con sobrepeso o en los niveles de colesterol. En concreto, los estudios demuestran que las personas que consumen pan a diario presentan mejores parámetros cardiovasculares que aquellas que no lo hacen.Imagen

Además, Pan Cada Día pone también de relevancia el trabajo realizado por la campaña en las redes sociales durante los últimos años. En ellas puedes conocer todas las actividades e iniciativas de la campaña través de las actualizaciones y entradas periódicas.

Por último, el folleto incluye un decálogo sobre el pan que ofrece diez significativas razones que demuestran los beneficios de consumir este producto tan característico de la dieta mediterránea.

Folleto_Pan Cada Día

El pan, un ingrediente básico en la gastronomía de Semana Santa

14 abr

El pan es un producto cada vez más utilizado como recurso gastronómico dentro de la cocina española durante todas las épocas del año, pero en Semana Santa es una de las celebraciones donde cobra mayor protagonismo. Su asociación a la Pascua se debe históricamente a la necesidad de aprovechar el pan que sobraba durante la época de vigilia, los días en los que las costumbres cristianas prohibían el consumo de productos cárnicos.

Entre los platos más populares y tradicionales de Semana Santa se encuentra la Sopa de ajo. Un plato típico de la cocina castellana y leonesa elaborado, fundamentalmente, con agua o caldo, trozos de pan duro, ajo y pimentón, entre otros ingredientes básicos. Se trata de un plato austero adecuado a las costumbres religiosas, que aparece por primera vez documentada en el siglo XVIII, cuya textura y composición recuerda mucho a la estética y sobriedad de estas fechas.

En numerosos pueblos españoles también es muy popular el “Pa torrat” de Viernes Santo. Un plato que consiste en dos rebanadas de pan tostado al horno acompañado de ajos y aceite cuya tradición se origina en la segunda mitad del siglo XIX en la ciudad de Crevillent (Alicante).  En concreto, este plato se daba a los portadores de los pasos para que recuperaran fuerzas durante la procesión de Semana Santa lo que le confirió su asociación a estas fiestas.

En Cataluña y las Islas Baleares se puede degustar otra de las recetas típicas de Pascua, la tradicional Coca. Un plato que surge como aprovechamiento de la masa de pan que no se había “hinchado” durante el “proceso de fermentación”. En vez de desechar esta masa, las amas de casa lo cocían plano, y le añadían diversos condimentos convirtiendo a la coca tanto en un plato tanto dulce como salado. En sus inicios este plato se asociaba a la Semana Santa, actualmente, es un alimento que se consume durante todo el año.

Otro de los platos más ligados a la Semana Santa es la Mona de Pascua, un postre típico de las regiones murciana, valenciana, catalana, aragonesa y castellano-manchega. Por tradición, el Domingo de Pascua el padrino le regala a su ahijado una ‘mona’ que se degusta el Lunes de Pascua en familia como símbolo de que la Cuaresma y sus abstinencias se han acabado.

Se trata de un postre elaborado con la misma masa que el pan -harina, agua y levadura- a la que se le añade varios huevos y azúcar. Es típico introducir en el centro un huevo crudo pintado de colores como elemento decorativo.

Imagen

* Torrija Restaurante Adolfo (Toledo)

 La torrija, el plato estrella de Semana Santa

Aunque si hay un plato tradicional en Semana Santa ese es la Torrija, un dulce de origen humilde elaborado con pan que ha adquirido mucha relevancia como postre, especialmente, durante Semana Santa.

Su receta básica consiste en una rebanada de pan, generalmente elaborado varios días antes, que se empapa en leche – previamente aromatizada con una rama de canela y una corteza de limón-, se reboza en huevo y se fríe en abundante aceite. Tras ello, se espolvorea con una mezcla de canela y azúcar glas.

No obstante, las tradiciones, la cultura y las características culinarias de cada región han introducido diversas variantes respecto a los ingredientes de este postre, lo que le proporciona un carácter propio y característico de cada gastronomía. Entre sus variantes destacan su preparación y aromatización con licor, miel o almíbar.

En definitiva, el pan es en un alimento muy utilizado en la gastronomía de estas fechas. De hecho, son muchos los cocineros con Estrella Michelin que han realizado creaciones sobre las recetas históricas de la cocina de Semana Santa.

El consumo de pan en Galicia. Panes más consumidos

8 abr

En Galicia, el pan es un producto importante y su consumo rondaba los 124.000 miles de kilogramos en 2012. El consumo percápita en esta región durante ese año fue de 43,79 kg/cabeza (4º lugar en España, después de Castilla y León, Asturias y Navarra).

El perfil de consumidor intensivo de pan en los hogares son hogares numerosos (más de cuatro personas), formados por parejas con hijos de edad media y mayores, al igual que las parejas adultas sin hijos, cuyo responsable de la compra tiene más de 50 años, no activa, y que vive en poblaciones pequeñas/medianas de hasta 10.000 habitantes (según el MAGRAMA).

 Imagen

Tipos de panes más consumidos en Galicia

  • Bolla: rosca de 0,5 y 1kg
  • Bollo: hogaza con mucha miga, de 0,5, 1 y 1,5kg
  • Bola: torta rural de masa oscura de trigo y centeno, de corteza rugosa y dura espolvoreada de harina y con pequeños cortes paralelos. La miga es elástica y esponjosa.
  •  Bollete de moño: Hogaza abombada, de miga oscura y esponjosa, con corteza crujiente y rugosa que presenta una prominencia denominada moño o moña, a modo de pezón central. Esta pieza se encuadraría en los llamados panes femeninos.
  • Fogaza o Pan de Peso: pan grande, alto y estrecho, que se corta para vender la cantidad deseada por el cliente
  •  Barra gallega: el producto más vendido de todos los panes gallegos en Galicia y a nivel nacional.
  • Pan de Cea. El primer pan con IGP.
  • Pan de Ousá. Se presenta en forma de bollo alargado con un profundo corte central, o como bolla (rosca).
  • Pan de Carral. Pan elaborado de la forma más tradicional y de prestigio en el área.
  • Pan de Carballo. Se elabora tradicionalmente con trigo, maíz o centeno. Las formas son diversas.
  • Otros panes: De la zona interior de Orense y Lugo, también con mucha fama. Cada zona, piensa que tiene el mejor pan.

‘Pan Cada Día’ presenta su campaña en A Coruña

26 mar
  •   El objetivo de la iniciativa es valorizar las propiedades del pan como parte de una dieta equilibrada y promocionar su consumo

La campaña Pan Cada Día continúa en 2014 con el mismo objetivo que se marcó en sus inicios en el año 2007: valorizar este producto como elemento básico de una dieta equilibrada. Para ello ha reunido a medios de comunicación, blogueros, asociaciones de consumidores y de prescriptores en A Coruña con el fin de presentar las acciones previstas para los próximos meses.

Pan Cada Día es una iniciativa que nació con el objetivo de promover el consumo de un alimento que ha acompañado al hombre a lo largo de su historia: el pan. Sus propiedades nutricionales le convierten en un alimento básico dentro de una dieta sana y equilibrada, y por ello, la cadena de trigo-harina-pan unió sus esfuerzos en esta iniciativa con la que quiere frenar e invertir la tendencia descendente en su consumo desde hace más de 50 años.

Basada en los pilares fundamentales del rigor científico y la divulgación, Pan Cada Día ha desarrollado desde sus comienzos numerosas actividades dirigidas a mejorar la percepción del pan entre la población a través de un mayor conocimiento de sus propiedades nutricionales.

Imagen

 

Felipe Ruano, presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), que es uno de los promotores de la campaña, ha explicado que “la iniciativa continúa, como en años anteriores, con el objetivo de promover el consumo del pan como un alimento básico dentro de una dieta equilibrada durante 2014.”

“La campaña en 2014 tratará de continuar divulgando los beneficios del pan y desmontar ciertas creencias negativas que se mantienen respecto a este producto a través de los numerosos estudios científicos que demuestran sus amplias propiedades nutricionales para el organismo”, ha añadido Ruano.

Carlos Martínez Rubinos, director general de Ipasa-Sanbrandan, miembro de Asemac, ha sido el encargado de presentar ‘Pan cada día’ a los asistentes, “resaltando la apuesta del sector por fomentar el consumo de pan, siempre con la base de la información que se va recabando año tras año desde el panorama científico”.

Imagen

Desde Pan Cada Día, para 2014 se han programado distintas acciones dirigidas a diferentes públicos objetivos como es la participación en congresos de nutrición y la organización de talleres prácticos para prensa y otros colectivos relacionados con el mundo de la nutrición. Además, se celebrará una vez más el Día Mundial del Pan, el 16 de octubre, y se colaborará a nivel digital con otros productos agroalimentarios, ya que todos ellos se consumen junto con el pan.

El pan es una de las principales fuentes de energía presentes en la dieta desde los orígenes de la humanidad y según todos los expertos en nutrición es un “ingrediente” inamovible de la base de la pirámide nutricional, lo que lo convierte en un alimento especialmente idóneo a cualquier edad. Además, no contiene apenas grasas e incluye los nutrientes básicos para el organismo. De esta manera, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir 250 gramos de pan al día por persona, entre 40‐60 gramos en cada comida, cuando el consumo en España está entre 100 y 140 gramos al día.

En este sentido, Beatriz Navia, profesora titular de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y portavoz científica de Pan Cada Día, ha explicado “que existen diferentes estudios científicos que afirman que el consumo de pan es imprescindible para disfrutar de una dieta equilibrada”.

Para Navia, “el pan es un alimento rico en hidratos de carbono complejos y fibra, deficitarios en la dieta española actual, además de aportar vitaminas y minerales necesarios para el correcto funcionamiento del organismo”.

Por Comunidades Autónomas, Galicia es una en las que más cantidad de pan se consume a nivel nacional. En concreto, con una media de 43,79 kilogramos por persona y año en 2012, Galicia se situó en 2012 como la cuarta Comunidad en cuanto a consumo de pan, sólo superada por Navarra, con 46,23 kilos, Asturias, con 44,71, y Castilla y León, con 44,47 kilos.

‘Pan Cada Día’ en el IX Congreso Internacional de Nutrición de Madrid

21 mar

La campaña Pan Cada Día ha estado presente en las XVIII Jornadas de Nutrición Práctica y el IX Congreso Internacional Nutrición, Alimentación y Dietética, organizado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y SPRIM, que se ha celebrado los días 19, 20 y 21 de marzo de 2014 en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

En concreto, el Congreso ha tratado sobre siete grandes bloques: el envejecimiento saludable y las intervenciones nutricionales; el metabolismo y los últimos avances en cardiometabolismo orientados, especialmente a la obesidad y la diabetes; los nuevos ecosistemas integrados de prevención y promoción de la salud como el coaching nutricional; los consejos y la educación nutricional; los avances específicos en nutrición; casos prácticos sobre como aunar salud y placer gastronómico; y sobre innovación, alimentación y nutrición.

Los asociados de la campaña ‘Pan Cada Día’ han sido los encargados de deleitar a los asistentes con el pan de los desayunos que se proporcionarán durante los dos primeros días del Congreso. De esta manera, una vez más, Pan Cada Dia refuerza su compromiso con la nutrición y fomenta la ingesta de pan como producto básico de la Dieta Mediterránea e ingrediente inamovible de la pirámide nutricional y de la alimentación diaria de todos los colectivos.

Imagen

Además, la campaña Pan Cada Día ha preparado para los asistentes e invitados un folleto de nutrición sobre  el pan y sus beneficios nutricionales como alimento básico dentro de una dieta equilibrada. Un dossier que recopila los cuatro estudios científicos que ha elaborado la iniciativa durante los últimos años para desmontar los falsos mitos sobre el consumo de pan y avalar las propiedades y beneficios nutricionales de este producto.

Entre ellos destacan ‘Influencia del consumo de pan en el estado ponderal. Revisión Sistemática’, publicado en 2009; ‘Hábitos alimentarios, ingesta de energía y nutrientes y padecimiento de sobrepeso/obesidad en escolares españoles’ (2010); ‘Comparación de la utilidad de dos dietas hipocalóricas equilibradas con inclusión versus exclusión de pan’, realizado en 2011; y ‘Evaluación del impacto del consumo de pan en una población de edad avanzada con alto riesgo cardiovascular’, en 2012.

‘Mitos y Realidades’ sobre el pan: La corteza del pan aporta más calorías que la miga

18 mar

Contrariamente a lo que se cree, comer la corteza del pan no engorda menos que la miga. Pan Cada Día, presenta una recopilación de informaciones científicas sobre las controvertidas creencias acerca del pan y sus efectos positivos para la salud que muestra cuales son las diferencias entre el consumo de la corteza y la miga del pan. Periódicamente, la campaña irá completando esta lista de mitos y realidades vinculados al pan comercial en el blog Pan Cada Día.

Imagen

La única diferencia entre la corteza y la miga del pan radica en que la primera se deshidrata durante el horneado mientras que la miga conserva el agua, manteniendo así su aspecto más esponjoso. El estudio realizado por el doctor Castillo Sánchez en su revisión “Creencias erróneas sobre alimentación” señala que este hecho hace que la miga tenga menos nutrientes y, por lo tanto, su aporte calórico sea inferior al de la corteza. Esto significa que, contrariamente a la creencia popular, a igualdad de peso, la corteza aporta mayor cantidad de calorías que la miga.

En este mismo sentido, otro estudio realizado por Dittrich titulado “A diet rich in Maillard reaction products protects LDL against copper induced oxidation ex vivo, a human intervention trial” en el año 2009, también puso de relieve que la corteza del pan contiene más nutrientes y tiene un aporte calórico superior al de la miga.

‘Mitos y Realidades’ sobre el pan: Pan integral versus pan blanco

7 mar

Mucha gente piensa que el pan blanco aporta muchas más calorías que el pan integral. La lista de falsas creencias que giran en torno a este producto y sus propiedades nutricionales son interminables. En general, el pan, es una de las principales fuentes de energía presentes en la Dieta Mediterránea y  un “ingrediente” inamovible de la base de la pirámide nutricional. Sus propiedades nutricionales y organolépticas han sido ampliamente demostradas de forma científica. De esta manera, ‘Pan Cada Día’ muestra las diferencias respecto al aporte nutricional del pan blanco versus el pan integral.

PANES_gourmet

Pan integral versus pan blanco

La principal diferencia en el proceso de elaboración del pan blanco y el integral es que para este último se utiliza harina sin refinar, lo que hace que este tipo de pan tenga un mayor valor nutritivo, siendo más rico en fibra, vitaminas y minerales. No obstante, la cantidad de calorías aportadas por ambos es muy similar.

Por otra parte, el pan integral al tener más fibra fomenta una mayor sensación de saciedad.

Estas afirmaciones están reflejadas en el estudio “Bakery and health. Alimentación Nutrición y Salud, vol. 14” realizado por Collar en el año 2007, que señala que el pan integral o de grano entero, presenta un alto efecto saciante y un valor nutricional superior a los panes de harina refinada por su mayor contenido en fibra, mayor concentración de vitaminas y minerales, y un alto contenido de fitonutrientes asociados con algunos efectos saludables.

Respecto a su valor calórico, en el libro “La composición de los alimentos. Herramienta básica para la valoración nutricional” elaborado por la doctora Rosa María Ortega y varios colaboradores en 2004, se muestra que ambos tipos de pan aportan, por cada 100 gramos, una cantidad de calorías similar: 261Kcal en el caso del pan blanco frente a las 221Kcal que contiene el pan integral, observándose que el pan integral tiene un mayor valor nutricional al poseer más cantidad de fibra, vitaminas y minerales.

‘Mitos y Realidades’ sobre el pan: No contribuye ni al sobrepeso ni a la obesidad

27 feb

Es común escuchar que el pan engorda. Aunque esta afirmación está cambiando durante los últimos años, existe un gran desconocimiento acerca de esta materia y de sus beneficios para la salud.

El pan, en una cantidad moderada de energía, aporta diferentes nutrientes, entre los que destacan los hidratos de carbono complejos. También aporta fibra, cierta cantidad de proteínas, muy pocos lípidos, e importantes minerales y vitaminas, esenciales en el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Con el objetivo de informar y guiar a los consumidores y a los profesionales de la comunicación, la campaña Pan Cada Día, presenta ‘Mitos y realidades’: una recopilación de informaciones científicas sobre las controvertidas creencias acerca del pan y sus efectos positivos para la salud. 

Imagen

1. El pan no contribuye ni al sobrepeso ni a la obesidad

Diversos estudios ponen de manifiesto que el consumo de pan no es el responsable del aumento de peso y que no contribuye ni al sobrepeso ni a la obesidad. Incluso en algunos casos se ha observado que los hábitos alimentarios y los parámetros antropométricos mejoran en las personas que consumen pan respecto a aquéllas que no lo hacen.

En concreto, el estudio “Influencia del consumo de pan en el estado ponderal: revisión sistemática”, realizado por el doctor Lluis Serra Majem y la doctora Inmaculada Bautista Castaño, del Grupo de Investigación en Nutrición de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, concluye que una dieta rica en pan, especialmente en el caso del pan integral, favorece una disminución del peso, de la circunferencia de cintura y del índice de masa corporal.

De esta manera, el pan ayuda a que nuestra dieta sea correcta y equilibrada, ya que su aporte calórico es moderado y su contenido en grasa es muy bajo, por lo que no está justificada cualquier afirmación que relacione a este alimento con el aumento de peso.

En este mismo sentido, el estudio “Comparación de la utilidad de dos dietas hipocalóricas equilibradas con inclusión versus exclusión de pan en el tratamiento de pacientes con sobrepeso y obesidad”, coordinado por la doctora Carmen Gómez Candela, jefa de la unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital La Paz de Madrid, concluyó, que la inclusión del pan en una dieta de adelgazamiento, no influía en el peso de los individuos y, que además, ayudaba a seguir mejor la dieta.

En este mismo sentido, el estudio “Hábitos alimentarios, ingesta de energía y nutrientes y padecimiento de sobrepeso/obesidad en escolares españoles. Diferencias en función de su consumo de pan” realizado por la doctora Rosa María Ortega, catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, puso de manifiesto que el porcentaje de niños con sobrepeso/obesidad era inferior en los escolares que consumían más pan. Igualmente, los niños con un mayor consumo de pan tenían dietas más adecuadas y unos mejores resultados en los parámetros sanguíneos. Los resultados de este trabajo mostraron que el grupo que siguió la dieta con pan mejoró significativamente su perfil calórico y se aproximó más a las recomendaciones nutricionales estipuladas por los expertos, reduciendo el aporte de grasas y aumentando el de hidratos de carbono, por lo que los investigadores concluyeron que la exclusión del pan en la dieta repercute de forma negativa en el perfil calórico de la dieta.

Le Cordon Bleu Madrid lanza el diploma de alta panadería

17 feb

La escuela de alta cocina Le Cordon Bleu Madrid lanza un nuevo Diploma de Alta Panadería que dará comienzo el próximo mes de abril debido a la creciente demanda de productos artesanales y frescos. Un programa dirigido por el maestro panadero Léonard Longo, donde las técnicas y las nuevas tecnologías se dan la mano para mejorar  y profesionalizar los procesos,  preservando toda la tradición del oficio.

Imagen

El Diploma de Alta Panadería comienza con Fundamentos de Alta Panadería, un programa de 120 horas que propone un recorrido a través de las materias primas y las técnicas fundamentales de la alta panadería y la bollería selecta. Comenzando con el estudio de los cereales, las harinas y los fermentos, los alumnos se irán introduciendo paso a paso en los procesos de elaboración,  experimentando desde la fabricación de levaduras naturales hasta el horneado de los panes más crujientes.

La parte del programa dedicada a la viennoiserie permitirá a los alumnos aprender a elaborar clásicos franceses como los croissants, los brioches o el pain au chocolat,  y pondrá de manifiesto la exigencia técnica necesaria para su creación.

Durante los próximos días y con motivo del lanzamiento del nuevo diploma, el reconocido panadero Xavier Barriga impartirá un seminario en Le Cordon Bleu Madrid, para el que las plazas están agotadas desde hace varias semanas.

‘No se puede echar la culpa de la obesidad a la genética’

10 feb

Pese a los esfuerzos de las administraciones públicas y de los expertos en nutrición para evitar que la obesidad siga campando a sus anchas en España, el número de obesos en nuestro país, lejos de disminuir, aumenta.

Imagen

Ángel Gil, presidente de la Sociedad Española de la Nutrición y de la Fundación Iberoamericana de Nutrición, afirma que la genética no es responsable de que determinados individuos tengan unos kilos de más o directamente sean obesos. Y recomienda el consumo de pan como parte de una dieta saludable y nutritiva.

Qcom.es.- ¿Por qué a pesar de la información que hay sobre nutrición sigue aumentando el número de obesos?

Existen varios motivos por los cuales a pesar de existir esa gran cantidad de información el número de personas obesas sigue aumentado. En el padecimiento de la obesidad no sólo influyen aspectos nutricionales, aunque éstos son muy importantes (alteración de la dieta, el aumento del tamaño de las raciones, etc). Sin embargo, más allá de eso, hay un problema grave de sedentarismo y de falta de actividad física. Indudablemente, en la pandemia de esta enfermedad, influyen otros aspectos medioambientales y sobre todo, de actividad física.

No cabe duda de que en el primer principio de la termodinámica la energía no se crea ni se destruye, se transforma. Es decir, cuando tomamos una ingesta mayor de alimentos de la que quemamos, la energía sobrante se acumula y lo hace en forma de grasa. De manera que es muy importante insistir en el mensaje de que hay que aumentar la actividad física y disminuir el sedentarismo. Por todo ello, hay que procurar hacer deporte de manera regular y en el caso de los más pequeños de la casa, hay que hacer actividad moderada e incluso, intensa para prevenir la enfermedad.

En los niños el cambio en los estilos de vida ocurre muy tempranamente. De hecho, durante el destete, se puede observar que cuando los niños dejan de mamar se les pasa a suministrar alimentos que tienen una gran cantidad de proteínas y con escasa cantidad de frutas y verduras. Es necesario que desde las primeras etapas de vida, más allá por supuesto de lo que es la lactancia materna, se comience con una dieta adecuada para que no padezcan más tarde obesidad.

Qcom.es.- ¿Hasta qué punto influye la genética a la hora de padecer esta enfermedad?

El ser humano tiene condicionantes genéticos valorables en un 70% a padecer sobrepeso o no. En realidad este aspecto es algo que se ha desarrollado a lo largo de miles de años. El hombre siempre ha estado en busca de alimentos y el tener grasa significaba en determinados momentos enfrentarse a épocas de hambruna. Sin embargo, hoy en día la situación ha cambiado ya que no necesitamos, sobre todo en los países desarrollados, tener abundancia de alimentos.

Esa susceptibilidad genética existe, pero el 95% de los casos la obesidad es multigénica y multicausa. De manera que no se le puede echar la culpa de la obesidad a la genética, aún cuando tengamos condicionantes genéticos para ser más proclives a tener sobrepeso.

Además, aún teniendo un condicionante genético, si uno come menos de lo que gasta, no engorda. Sin embargo, sí es cierto que tenemos variantes genéticas que hacen que unos sean más propensos a ser obesos o a tener sobrepeso.

De todas formas, con una adecuada nutrición y con actividad física, es decir, con un patrón de estilo de vida saludable, se puede invertir el condicionante genético.

Qcom.es.- ¿Existen alimentos prohibidos para las personas con sobrepeso o es que el sedentarismo es una práctica que cada vez se practica más?

No existen los alimentos prohibidos, porque si los hubiera no serían alimentos. Todos se deben consumir pero hay que tomarlos en las cantidades apropiadas. Algunos de ellos como las frutas y las verduras se deben tomar del orden de entre 5 y 7 al día, en cambio, otros productos de densidad energética más alta hay que consumirlos ocasionalmente, pero no hay alimentos que no se puedan consumir.

Los alimentos son buenos per se, todo depende de la cantidad en que nosotros tenemos que tomarlos. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen es un alimento extraordinario, pero utilizado en las cantidades adecuadas. Si tomas este producto en cantidades muy altas, estarías ingiriendo un exceso de energía.

Cada producto hay que consumirlo dentro del contexto adecuado y para ello, concretamente laFundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), de la cual tengo el honor de presidir, ha realizado recientemente una pirámide de hábitos de vida saludable que engloba esos tres binomios que anteriormente he citado: nutrición, actividad física y características medioambientales. Ellos forman un todo y por eso, es necesario recalcar que en el aspecto de la nutrición no hay “alimentos malos” bajo ningún punto de vista, sino que se deben consumir en mayor o menor cantidad.

Qcom.es.- ¿Cómo valora que el consumo del pan haya aumentado en los últimos meses?  

Es una noticia estupenda el que haya aumentado el consumo de pan en los últimos meses, ya que los datos de las últimas décadas en relación a la ingesta de este producto eran de descenso; había pasado de 250 gramos a 52 gramos por persona y día. Cifra que se contrapone con el aumento de la obesidad infantil que ha subido del 4,8% en 1984 al 18% en la actualidad. Desafortunadamente, el consumo de pan, que es un alimento mediterráneo, ha disminuido, mientras ha aumentado de forma paralela la ingesta de productos de bollería industrial, por ejemplo, y a la vez ha decrecido el consumo de frutas y verduras.

De cualquier modo, me alegro mucho de que el consumo del pan haya subido durante los últimos meses ya que éste, asociado a la disminución de otro tipo de alimentos, es un buen patrón de dieta mediterránea. Insisto en que los datos de los últimos veinte años, al margen de lo que haya podido ocurrir este año, muestran que el consumo de pan en nuestro país ha disminuido un 500%. Este hecho, no es un dato positivo bajo ningún punto de vista puesto que el pan se ha sustituido por otros alimentos que contienen harinas refinadas, grasas saturadas, etc.

‘Pan cada día’ dona 28. 815 barras de pan y 6.000 paquetes de harina

28 ene

Imagen

  • Forma parte de una campaña solidaria promovida en diferentes ciudades españolas ´junto a la Federación Española de Bancos de Alimentos

Diversos asociados que integran la campaña ‘Pan cada día’ se han sumado a la iniciativa de donación de harina y pan que se está desarrollando esta semana en diversas ciudades de España. El conjunto donado asciende a 28.815 barras de pan y 6.000 paquetes de harina repartidos entre distintos Bancos de Alimentos que abarcan toda la geografía española.

Las empresas miembro de ‘Pan cada día’ colaboran habitualmente con los Bancos de Alimentos intentando ayudar para que todas las personas puedan cubrir sus necesidades básicas de alimentación con este producto básico, saludable y nutritivo. La acción se desarrolla en estas fechas para ayudar a pasar la mejor formala famosa ‘cuesta de enero’.

La campaña ‘Pan cada día’ promueve la ingesta de un alimento que ha acompañado al hombre a lo largo de su historia: el pan. Sus propiedades nutricionales le convierten en un alimento básico en una dieta sana y equilibrada. La cadena de trigo, harina y pan, une sus esfuerzos a través de esta iniciativa con la que se fomenta, sobre todo, el conocimiento general de este producto y por ende su consumo.

Campaña solidaria de ‘Pan cada día’

Los diversos actos de donación de harina y pan a los Bancos de Alimentosseleccionados que han tenido lugar esta semana en diferentes ciudades españolas con la participación de las siguientes empresas: Pastisart con 7.200 barras de pan en el Banco de Alimentos de Reus; Harinas Polo con 3.000 paquetes de harina en el Banco de Alimentos de Zaragoza; Harinera Vilafranquina con 1.000 paquetes de harina en el Banco de Alimentos de Cádiz, 1.000 paquetes de harina en el Banco de Alimentos de Ávila y 1.000 paquetes de harina en el Banco de Alimentos de Barcelona; Ingapan con 6.000 barras de pan en el Banco de Alimentos de Lugo; Panamar con 1.960 barras de pan en el Banco de Alimentos de Valencia; Bellsolá con 10.000 barras de pan en el Banco de Alimentos de Girona, así como Berlys con 2.640 barras de pan y Panalcor, S.L. con 1.695 en el Banco de Alimentos de Madrid.

Durante la Gran Recogida de Alimentos, que se celebró a finales de noviembre, se consiguieron alrededor de 14 millones de kilos de comida no perecedera para las familias más necesitadas. El pan es un complemento básico para este tipo de alimentos y permite equilibrar nuestra dieta diaria. No contiene apenas grasas e incluye los nutrientes básicos para el organismo. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir 250 gramos de pan al día por persona, entre 40-50 gramos en cada comida, cuando el consumo en España está en 100-140 gramos al día.

El pan debido a sus propiedades nutricionales es un alimento imprescindible para seguir una dieta variada y equilibrada. ‘Pan cada día’ y sus empresas miembros colaboran en la medida de sus posibilidades para ayudar a aquellas familias con menos recursos que no pueden hacer frente a los gastos de este mes.

‘Pan cada día’ confía en que esta iniciativa sea socialmente reconocida y que los miembros de la campaña puedan seguir colaborando mes a mes con la Federación de Banco de Alimentos y realicen más acciones de este tipo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 40 seguidores